Buscar

martes, noviembre 13, 2007

de 7 a 9

Llevo seis días emborrachándome con el licor del análisis, el deber, el último halito de luz... Seis días luchando contra teorías y vivencias reales. Seis días maquinando cómo 25 niños que conocí, pueden llegar a poner sus huellas sin rodeos, en las firmas de un vídeo... Un vídeo que servirá para que muchos otros niños se entusiasmen por querer saber más, y por creer que ellos merecen saber más y pueden generar más conocimiento.

Me he quejado mucho, ya no soy niña y eso dificulta entenderlos pero, de alguna manera, me abrieron las puertas. Siempre lo hacen, y no creo que sea maternal el camino, es más un trillo de complicidad que otra cosa, supongo que conservo mi cuota de inocencia.

Y esa inocencia se atrevió a combinar las batallas de Hikari con la lingua italiana y gaticos, merendinas, merendinas chocolate, tres sabores diferentes de jugos y calcas y chocolates... Los dinosaurios y tortugas los dejo para después... cuando tenga una sonrisa en mi boca y haya atravesado el túnel.

Amo mi tesis, y ya casi termino.

1 comentario:

Onironauta dijo...

genial que le encante su tesis... por lo que veo un tema muy interesante! :)