Buscar

Cargando...

jueves, febrero 27, 2014

El camino

Toda marcha inicia con una decisión.
Hay un rumbo, hay un destino.
Hay caminos que se ven truncados porque no podían ser y otros que siguen adelante pese a las circunstancias y ante la vista y admiración de quienes los recorremos.
El camino que ahora empiezo va de la mano de una criatura esperada.
Una niña que me devuelve a lo escencial, a lo orgánico, a lo que simplemente es, sin cuestionamientos, sin dilaciones, pero con su tiempo particular, en el que no mandamos ni ella ni yo.
Tener a alguien más al lado va a ser de mucha ayuda, pero soy consciente de que el trabajo principal va a ser mío y de ella.
Hay muchas expectativas y un poco de miedo. Miedo al dolor, miedo a su dolor, miedo por lo desconocido. Natural ¿no?
Sin embargo va a llegar el momento.
Se necesitará una sintonía, valentía, concentración y un dejarse ir... por lo menos eso es lo que me imagino.
No puedo verme en este momento más que como una hija de la tierra, de la sabiduría del planeta, que indicará la ruta, las pausas, la música y el ritmo.
Durará lo que tendrá que durar, en el momento que decida comenzar en serio el viaje.
Por el momento solo espero un poco impaciente y ella ya sabe que la esperamos.
Sólo tiene que darme la mano para partir.
Y habrá luz y ella estará.
Simplemente estará allí y cambiará nuestra vida para siempre.

viernes, octubre 05, 2012

La puñalada

Generalmente llega de noche y me saca del sueño. No busca recordarme que talvez tengo enemigos, porque sabe que no me entero, que no me importa ni me desvela el sueño. No busca llamarme la atención mágicamente por algo que he hecho... bueno, de cierta manera sí...
He comido mal, muy mal y es la señal de las consecuencias que duran generalmente horas.
Mi padre la tiene, y hay rumores de que un hermano mío también, todo por culpa de la herencia... que nos hace pertenecer pero también adolecer.
A veces, cuando no está bien clavada en la espalda, funciona un masajito, pero esta vez no me quiere abandonar... me tira a la cama y ahí tampoco tengo paz, no hay una posición perfecta para que duela menos, sino un tiempo y ese tiempo es totalmente desconocido.
3 Pastillas adentro y un tecito no la pueden expulsar, por eso no queda más que intentar distraerse, cosa que no es fácil porque por algo la llamamos "la puñalada" y es malvada...
¡¡¡Andate de una vez y dejame en paz!!!

sábado, septiembre 22, 2012

encandilada con 27"

Ha llegado, y tiene su puesto.
Es como encontrar nuevamente ese cuartito que uno siempre quiso, donde uno simplemente se puede escapar, y ponés la música que hace rato no escuchás bajo las luces de una noche citadina que no encuentran a sus pares en esa habitación.
Las ventanas están abiertas, las cortinas también, la oscuridad es tu cómplice y cerrás los ojos, y cantás y soñás y te dejás llevar hasta que es tarde y algo te hace volver a la realidad...
Es un espacio donde están todos los materiales para probar esos hobbys que apenas empezás a explorar, y te llenan la cabeza de ideas a por mil.
Y se siente como cuando te comprás mucha ropa o zapatos por capricho, y sabe a sonrisas, cuando él canta  en la cocina, mientras ordena y te da tu tiempo :)

martes, septiembre 11, 2012

+

Ayer me enteré de que talvez los músculos del corazón podrían estar afectados por la infección de Sinusitis que tengo... auch...
Mientras tanto tuve que interrumpir el tratamiento con Antibióticos y estoy a la antigua en casita, con mucho té, mucho líquido, en búsqueda de paz y procurando tener paciencia.
Que difícil tener paciencia!
Que difícil buscar la paz cuando ideas idiotas rondan la cabeza!
Y bueno, lo que tengo que hacer es observarme, me dijeron. Si me vuelve a dar la reacción de ayer tengo que reportarla y seguro me mandan al cardiólogo.
Cómo putas pasan estas cosas???
Nunca antes me había enfermado así, nunca antes había durado tanto en curarme, nunca antes estuvo el corazón en medio.
Y a eso le sumamos lo que me cuesta confiar en los doctores aquí... a veces me da la impresión de que no le ponen atención a uno, que no se comunican entre sí cuando otro médico ha hecho algo con uno mientras ellos no estaban...
Será defecto de hija de médicos talvez.
Seré la única que tiene esta sensación con médicos en Alemania?

lunes, septiembre 10, 2012

Lista de cosas que hacen que uno se detenga

Literalmente serían:
  • Una barrera
  • Una cerca (que es una barrera)
  • Una calle sin salida (el final de la calle es la barrera)
  • Una vaca en el camino o cualquier otro animalito de la creacion (incluyendo locos chingos probablemente bien drogados) -ahh si, es otra barrera.
  • Un hueco en la calle enorrrrrrrrme (de alguna manera es una barrera :P )
  • Un policía en carretera (también una barrera pero mejor hacer caso, excepto si al final del discurso representa una barrera para nuestra billetera)
  • Un poste (de lo que sea) - generalmente no serían barreras, pero son de esos momentos cómicos para los demás y no tan cómicos para el que sufre por no poder seguir normalmente su camino.
Pero si nos vamos a lo menos literario..
  • La muerte de alguien cercano o que ha significado algo para nosotros
  • tener un accidente
  • saber un secreto impactante
  • enfermar seriamente
  • vivir una alergia a un medicamento
  • enfrentarse a una fobia o miedo
Alguna vez lo habran vivido, no?