Buscar

domingo, agosto 27, 2006

Un pedacito de verdad

Cuando la mente tiene un conflicto personal con la realidad, estamos en problemas... sobretodo para aceptar algo que no sabías.

Pero bueno, después de la sorpresa manifestada sólo tras puerta cerrada y en total soledad, la verdad es q regresé a la cordura: el que no lo supiera no significa que no existiera, simplemente ahora es un complemento de información.

Dios! es q la gente es un baúl lleno de misterios!

Y claro, no soy idiota, así que, por darle vueltas al asunto termino sacando cuentas... MIERDA! no sería la razón principal, lo sé, pero sería una de mucho peso... Ahora entiendo... nunca existió la sintonía en el mismo plano (por lo menos no en ese momento)

¿Me hubiera lanzado al abismo sabiendo lo que ahora sé en ese momento?
Jamás.

Pero bueno, las cosas pasaron como pasaron y esto me permite seguir completando su imagen... el pincelazo de la semana pasada le agregó una carga tremenda de ternura y responsabilidad...

5 comentarios:

Thiago dijo...

Sigo sin entender...

akxi dijo...

ahh, pero luego entendió.. jeje! para el resto se q les costará, sorry... nunca he sido de decir todo como en bandeja de plata

Cristibel dijo...

Se solicitan más detalles...

K@ren_cr dijo...

Hoy más que nunca creo que nuestras luchas internas son las más díficiles de vencer y las que más nos perturban. La mente es nuestra traición 1, quien más nos engaña, lo bueno, es ver la luz al final del camino, entender que todo ocurre para que crezcamos y aprendamos, y que quizás es algo que necesitamos, para estar listos para lo que ha de venir...

akxi dijo...

Karen tiene razón... y por eso, muchas veces, nosotros somos nuestro peor enemigo, eso de nadar contracorriente no siempre funciona (no somos salmones!)