Buscar

jueves, agosto 10, 2006

la vida me llamó y me dijo ¿de verdad tenés que aguantar esto?

Imaginate esto, sólo imagínalo.

Vos son locutor comercial, entras a un estudio porque X cliente necesita tu voz. Pasas, te dan 5 hojas, pero en realidad son 4 cuñas para radio. 3 personas dirigen y ninguna tiene la idea clara... vos esperás, hacés 1500 tomas y si se va uno, recibís una orden de intensión que es anulada apenas regresa la sujeta número 2 (el tercero es mantequilla, sólo está lindo para que lo veas)

No quedan satisfechos, pero vos tampoco podés darles lo que quieren porque, la verdad, ni ellos se han puesto de acuerdo.

En eso escuchás el comentario más anti profesional de la historia (típico del millar de estereotipos en los que, de primera vista encajaste a la sujeta número 2, pero, como es la que dizq dirige, tratas de apartar): Ay! donde está fulanita cuando se le necesita?

Vieja estúpida! ESO NO SE HACE! y primero, aprenda a dirigir (pensás).

Al final, qué terminás haciendo?

Un trabajo medio mediocre (que era lo que querían o, con lo que quedaron satisfechos) para pésimos directores con la peor de las actitudes de la sujeta número 2.

Y al final, tratan de venderte la idea de que ese cliente es lo máximo. LOOSERS!

Y por eso la vida t llama y te pregunta por teléfono ¿De verdad tenés q aguantar eso?
Es que no te acordás q vos no olvidás fácil y que podrías hacer un mejor trabajo en el mismo puesto q esa idiota aprovechó para insultarte y tratarte de imbécil?

Y ahí es donde decís: mi propósito en la vida es convertirme en mi propio jefe.

3 comentarios:

1ui5 dijo...

ahi es donde uno amablemente (pa que despues no digan) dice: "suave un toquecito, ya vengo, me llama el futuro..." jaja

Thiago dijo...

Mentira. El cliente a algo a desplumar. Siempre.

Cristibel dijo...

Si algo es cierto es que una vez que permites algo, se seguira dando... Cobra lo que debas cobrar. No permitas que te traten como no deben. Eres una profesional.