Buscar

viernes, marzo 24, 2006

A mi ritmo

Qué hago aquí, dónde estoy, dónde voy
se quejan los fantasmas en mi mente,
Preguntar si me puedo quedar
es siempre la constante de repente

Y odiar sin querer y amar sin saber
ni por qué ni a quién,
respirar, avanzar, respirar

Cansancio acumulado lentamente,
intentar explicar mi verdad
y levantar la frente

Y odiar sin querer y amar sin saber,
ni por qué ni a quién
Y aquí voy a parar a tomar un respiro

Razones suficientes para hacerle un desplante a mi destino,
que todos sigan mientras yo miro,
que todos bailen y si me decido
bailaré yo sola pero a mi ritmo

Llego aquí escapando de mí,
con todo lo que hay no es suficiente,
una trampa detrás y otra delante de mí

Me dice el corazón que siempre
por cada buena acción hay un justo castigo
Razones suficientes para hacerle un desplante a mi destino.

Que todos sigan mientras yo miro,
que todos bailen y si me decido
Bailaré yo sola pero a mi ritmo.
Y aquí voy a parar a tomar un respiro.

Razones suficientes para hacerle un desplante a mi destino,
que todos sigan mientras yo miro,
que todos bailen y si me decido
Bailaré yo sola pero a mi ritmo

A mi destino...
que todos sigan mientras yo miro
que todos bailen y si me decido
Bailaré yo sola pero a mi ritmo



E.B.S.

7 comentarios:

Cristibel dijo...

Baila mientras puedas, que la Vida es un respiro.

Jaqui dijo...

Sonaré poco creativa....pero te reitero lo que puso Cristi..aprovechalo TODO

1ui5 dijo...

para que le majen a uno los pies, o para que le apuren los movimientos mejor bailar solos...

solos o acompañados, hay que bailar, que eso nadie nos lo quita.

y si nos quitan algo que sea producto del mismo baile.

pptso dijo...

Bailar pegados es bailar
igual que baila el mar
con los delfines.

S.D.

EstefaniaV dijo...

un desplante al destino... qué genial! Y tras de eso, imponer un ritmo propio, oh demasiado liberador!

Saludos!

Exiliado del Tiempo dijo...

Una buena cura para desafiar esa enfermedad del incierto futuro...

Un ritmo que marque una vida y una vida que será marcada por los pasos de un ritmo.

K@ren_cr dijo...

Me acorde de MY WAY de Frank Sinatra. Supongo que todos amamos y necesitamos eso, bailar a nuestro ritmo, dejar que las cosas pasen cuando deben y no porque quieran otros. Bailar es tan importante, como sonreir...la vida es corta, y como el futuro es incierto y nadie sabe que hay después de la muerte, disfruta de lo que tienes, en esta quizá tu única vida.