Buscar

martes, diciembre 13, 2005

Hay conversaciones casuales que resultan ser mucho más interesantes que una que uno busca… talvez porque el escenario está libre de expectativas y presiones… quien sabe.

El asunto es que en uno de estos momentos provechosos no buscados se habló de la educación, de la globalización, y de la vida misma… algo así como el destino de la humanidad… ¿algo profundo? Talvez…

La fuente de información infinita: una mujer de casi 50, profesional, con maestría y a punto de un doctorado… psicóloga de profesión.

La discusión: el papel del método científico en la educación…. ¿porqué? Porque gracias a él y, obvio, iniciado por el principio de observación, es que el hombre ha tenido avances cada vez más rápidos en la ciencia.

Pero hay un problema: como todo avanza más rápido, la humanidad se ha vuelto muy ambiciosa y con esto, terriblemente depredadora.

El planeta se sigue hundiendo en la violencia, en la destrucción de los recursos, en querer tener más y más riquezas a pesar de no necesitar la mayoría de lo que se posee… y los sentimientos están, a duras penas, tratando de mantenerse a flote, mientras todo el mundo se pregunta porqué tiene un vacío en su vida…

¿Porqué no damos un abrazo a alguien que queremos, o que lo necesita? Porque no tenemos tiempo o, porque nos hemos vuelto tan egoístas, que, a pesar de ser gratis, no creemos a x persona, merecedora de ese abrazo…

Sí, hasta eso tiene un precio, y ni qué decir de una sonrisa…

En esto la educación tiene un papel importante, porque desde ahí se nos enseña a ser depredadores. Analizando la situación, además del adoctrinamiento, la escuela es el escenario perfecto para enviar a los niños a competir entre sí, a ser rivales, a humillarse entre sí para que, pasándole a quien sea por encima, logren en un futuro ser los perfectos engranajes del sistema económico…

Si se logran hacer amigos en este ambiente, serán los aliados perfectos para trabajar en equipo… pero será invaluable su amistad (pequeño detalle: para el sistema eso sólo es un adorno)

El panorama no es hermoso… ¿porqué creen que tanta gente ocupa psicólogo? ¿porqué el estrés ahora hasta lo sufren niños de 4 años? ¿porqué la gente no se toma su tiempo para hablar… para pensar, para respirar.. para escuchar o para observar? ¿no era que la observación era el principio del método científico?

La ciencia sola no puede decir para dónde va la humanidad.

9 comentarios:

marok dijo...

Dicen que el tiempo es el depredador, pero la verdad que es que vos tenes razón, nosotros somos los depredadores del tiempo.

Buscando desesperadamente un respiro, un objeto, un beso rapido una salida facil, bonita y barata.

La arte de la conveniencia se ha convertido en la pasión de la conformidad.

Pero como bien se sabe, el tiempo no se puede detener. Hemos incrementado nuestras necesidades y en ese proceso hemos perdido parte vital de nuestra esencia.

Solo nos queda seguir, y aceptar nuestra nueva forma.

Cristibel dijo...

Hay muchos adultos que no saben como exprear sus sentimientos. Y es más difícil re-aprender... Hay gente que no puede llorar: no sabe cómo. Hay quienes no pueden dar un abrazo tampoco, ni saben decir TE AMO. Y, sin ánimo de culpar a nadie, somos un reflejo del todo, un resultado. Nada está bien en estos tiempos. Pero aún conservamos la escencia...

Xand dijo...

¿Y el fin del mundo? Los mayas, los mayas...

Jeff Valmora dijo...

Xand, sí, estamos pasando a vivir en el no tiempo, pero lo que pasa no es el fin del mundo, sino, un tiempo que los mayas no pudieron predecir, sabes por qué?
porque está en nuestras manos.
Hey Akxi,
Hay una parte de la personalidad que ya viene programada desde los genes, la otra parte es la que a uno le programan. No es lo que la escuela enseña, es como lo toma esa primera parte y lo moldea, si uno es un depredador no es precisamente porque le enseñaron a ser así, es porque le mostraron y le gustó.
El final del mundo no vendrá, nosotros lo traeremos, y para evitar eso hay que devolver a la madre natura su equilibrio. Sembrar árboles.

Saludos

Jeff Valmora dijo...

Natura, con mayúscula.

Jaqui dijo...

Nunca pude creer en el método científico, demasiado subjetivo para poder ser objetivo.
Alejandro Dumas cita: ¿Cómo es que, siendo tan inteligentes los niños, son tan estúpidos la mayor parte de los hombres? Debe de ser el fruto de la educación...
Yo, personalmente, no castigaría a la educación en sí, sino al tipo de enseñanza brindada, una enseñanza estática y antícritica. Una enseñanza que no deja pensar.
Saludos!

Jen® dijo...

yo no tomo tiempo para pensar, entonces hablo sin pensar y meto las patas todo el tiempo :(

Juan Lucer dijo...

hola lindo blog

visitame a

www.oneloserhistory.blogspot.com

akxi dijo...

:)

En un congreso de instruidos el más instruido de todos, o sea, la eminencia que estaba impartiendo la mayoría de las charlas les preguntó a los asistentes: Quién es el mejor maestro para un niño de 4 años?... Todos los asistentes empezaron a citar a pensadores, psicólogos, filósofos, matemáticos y no faltó el q mencionara al interrogador... pero el señor los corrigió: el mejor maestro para un niño de 4 años es otro niño de 4 años