Buscar

viernes, agosto 05, 2005

Pensar en sentir

No c xq, pero ultimamente c ha vuelto recurrente... talvez xq siempre me he considerado demasiado racional y para jactarme d eso he encerrado en un baúl toda mi capacidad de sentir...

A veces lo abro y a muy pocos les he dado una llave... Otros la han perdido y eso me ha obligado a cambiar la cerradura más de una vez.

Pero, de unos meses para aca, estaba sentada sobre el baúl y ya no podía adivinar bien qué era lo que tení­a, lo tuve que abrir, estaba en peligro de q la cerradura se sellara para siempre y tuviera q ser arrancada a golpes.

Tuve q reconocerme, y ese reconocimiento fue extraño: ¿porqué tanta gente cree en mi capacidad de sentir y yo no? ¿Esa fe ciega de donde viene?

Y claro, tenía q venir del montón de cosas q inspiro en los demás, ahí­ las encontré y no supe qué pensar... generalmente no pienso en los impactos o en los agradecimientos después de hacer algo, no me gustan casi... es demasiado p mi ego, me volverí­a insoportable para mí­ misma. Pero los demás insisten en hacer públicas las "hazañas" mías...

Las confesiones las prefiero privadas y aún así verlas en ese Baúl me cohibieron... tuve q cerrarlo ese día.

Pero volví­ al día siguiente, y al siguiente y al siguiente y al siguiente... y empecé entenderme, a conocerme... y a aceptarme.

Aunque primero, tení­a q encontrar el origen del porqué había cerrado tanto tiempo ese baúl.

Creo q este poema expone una parte de la razón... y también me remite a "Closer".

La caricia perdida

Se me va de los dedos la caricia sin causa,
se me va de los dedos ... En el viento, al rodar,
la caricia que vaga sin destino ni objeto,
la caricia perdida, ¿quién la recogerá?

Pude amar esta noche con piedad infinita,
pude amar al primero que acertara a llegar.
Nadie llega. Están solos los floridos senderos.
La caricia perdida rodará... rodará...

Si en los ojos te besan esta noche, viajero,
si estremece las ramas un dulce suspirar,
si te oprime los dedos una mano pequeña
que te toma y te deja, que te logra y se va,

si no ves esa mano ni la boca que besa,
si es el aire quien teje la ilusión de llamar,
oh, viajero, que tienes como el cielo los ojos,
en el viento fundida ¿me reconocerás?


-Alfonsina Storni-

3 comentarios:

medea dijo...

Muchas veces las emociones que sacamos del baúl parecen peor de lo que son por el olor a humedad, moho y guardado. Pero apenas se asoleen y reciban airecito vas a ver que eran más bonitas de lo que te acordabas. :D

Jen® dijo...

no es fácil ver ciertos recuerdos sin remontarse a ese tiempo pasado. pero por algo tenemos memoria, y si bien es cierto no siempre serán cosas gratas, las cosas buenas tb quedarán ahí.

qué lindo poema! :) saludines

DCifuentes dijo...

mucho de nosotros no somos tan abiertos con la gente, hasta cierto punto caeriamos en la categoria de "solitarios", aquellos q nos reservamos la mayoria de varas o por lo menos las importantes para nosotros

Creo q es imp ver de vez en cuando dentro del baul, y recordar lo q se siente

Saludos